miércoles, 31 de agosto de 2016

El índice IBP

El índice IBP

Muchos os habréis dado cuenta de que en los últimos artículos, entre los datos de la actividad he incluido un dato nuevo que se llama índice IBP. Se trata de un valor que intenta reflejar la dificultad física de una actividad y que considero que puede servir de referencia para muchos, así que me he decidido a aportar ese dato en mis artículos siempre que sea posible y con carácter retroactivo. Aquí os explico lo que considero que hay que tener en cuenta respecto a este índice.

En este artículo os voy a intentar aportar las nociones básicas de lo que es, qué refleja, qué debemos tener en cuenta, qué es lo que no refleja, etc


Conociendo el índice IBP

Se trata de un índice que intenta reflejar la dificultad física de una actividad. Abarca desde 0 hasta el infinito, siendo mayor cuanto mayor es la dificultad física de la actividad. Es un valor puramente objetivo y, en teoría, se pretende que sirva para poder comparar dos actividades entre sí desde el punto de vista físico, aunque esto es algo discutible desde mi punto de vista como luego expondré.

El nombre corresponde a las iniciales de Interactive Bicycling Parameters (índice interactivo de parámetros para bicicleta), ya que al parecer nació para evaluar las rutas en bicicleta, aunque también se ha adaptado a las rutas andando y corriendo.

Luego veremos qué es lo que realmente representa este índice y cómo debemos interpretarlo.



¿Con qué datos se calcula?

El cálculo se hace en base al track de la actividad, ya sea grabado in situ con GPS o a través de un track generado manualmente sobre un mapa (siempre que los puntos del track tenga cotas de altitud). Esto es interesante ya que no solo vale para calcular una actividad ya realizada, con su track grabado, sino que también se puede generar sobre un mapa el track o los tracks de una actividad que todavía no hemos realizado y así poder evaluarla e incluso comparar tracks alternativos.

El valor del índice se calcula en base a los datos de latitud, longitud y altura recogidos en el track, calculando distancias recorridas para diferentes intervalos de pendiente de subida y bajada, teniendo en cuenta los metros totales ascendidos, descendidos, los ratios medios de subida y bajada, los kilómetros a gran altura y la distribución de las rampas. Se aplica una fórmula matemática con toda esa información y se obtiene un número que se identifica como índice IBP.



¿Qué tiene y qué no tiene en cuenta?

El índice tiene en cuenta el tipo de actividad, distinguiendo entre bicicleta, senderismo y carrera a pie. Si el track tiene información horaria entonces normalmente las aplicaciones son capaces de seleccionar automáticamente el tipo de actividad en base a la velocidad a la que ha sido hecha (normalmente se puede cambiar manualmente si, por lo que sea, la aplicación ha seleccionado un tipo de actividad erróneo). Si el track no tiene información horaria, por ejemplo porque sea un track generado sobre un mapa, entonces tendremos que indicar nosotros de qué actividad se trata.

Por otra parte, el índice no tiene en cuenta ni lo que se ha tardado en recorrer el track, ni otros factores externos y habitualmente no reflejados en un track como son la climatología o el tipo de terreno.

Según comentan los creadores de este índice, lo que se tarda en recorrer el track (lo que sería por ejemplo en carrera el ritmo de carrera) no influye porque la dificultad física es la misma y simplemente tu adaptas tu ritmo a tu estado de forma. También afirman, basándose en estudios estadísticos, que lo que influye el tipo de terreno realmente es poco significativo, aspecto con el que no estoy muy de acuerdo como comentaré más adelante. 



¿Cómo puedo calcular el índice IBP de un track?

Aparte de algunas aplicaciones que existen para ello, lo mejor es recurrir a la página http://www.ibpindex.com. Allí puedes subir tu track para que lo analice la aplicación web, obteniendo una completa estadística del track, a la vez que te proporciona el correspondiente índice IBP.


¿Qué debo tener en cuenta u observar al calcular el índice IBP?

Lo primero de todo, que la actividad sea la correcta, es decir, que si por ejemplo has subido un track de bicicleta, la actividad indicada para el cálculo sea la de bicicleta.

En segundo lugar debes tener en cuenta que la aplicación hace primero un filtrado para eliminar puntos que pueden ser erráticos. Eso está muy bien, pero muchas veces ese filtrado es demasiado agresivo, eliminando puntos que la aplicación considera que son exagerados pero en realidad son correctos. Eso depende del tipo de actividad y de si el track tiene un perfil de muchos altibajos. Afortunadamente, la aplicación web permite obtener el índice IBP sin hacer dicho filtrado, así que tú debes considerlarlo o no. Yo lo que estoy haciendo en esos casos es calcular el índice IBP con y sin filtrado y en vez de considerar un valor concreto considero que el IBP está en el intervalo entre el calculado con y sin filtrado.


¿Cómo se debe interpretar el índice IPB?

Bueno, pues un índice probablemente no te diga mucho si para ti solo es un número y no sabes cómo interpretarlo, así que vamos a ver cómo hacerlo.

El índice, como hemos dicho, intenta representar la dificultad física de un track. Esa dificultad física es intrínseca de cada track, pero no la percibirá igual una persona que esté en plena forma que otra que apenas realice ejercicio físico: lo que para la primera sea pan comido puede que para la segunda sea un obstáculo insalvable o lejos de su alcance. Por ello, para saber lo que puede resultar, en cuanto a esfuerzo físico, una actividad, se recurre a consultar una tabla en la que se pone de manifiesto lo que puede suponer una actividad con un cierto índice en función de tu estado de forma. La tabla es la siguiente:


De esta forma, si por ejemplo una actividad tiene un índice IBP de 80 y tú tienes una preparación física media, la ruta te va a resultar dura desde el punto de vista de esfuerzo físico.

De la tabla se deduce que lo que puede ser una ruta fácil para alguien con una preparación física muy alta, para alguien con una preparación media será una ruta muy dura.

Ya solo queda por definir un poco más objetivamente los distintos grados de preparación física que figuran en la tabla. Al parecer sería algo así como lo siguiente:
  • Preparación muy baja: casi nunca sale, principiante.
  • Preparación baja: sale una vez cada dos o tres meses.
  • Preparación media: sale regularmente una vez por semana con los amigos habituales.
  • Preparación alta: sale al menos una vez por semana, se apunta a las salidas organizadas, hace salidas de varios días.
  • Preparación muy alta: sale dos tres veces por semana, controla los tiempos, se apunta a las competiciones.
Creo que no hay que ser demasiado cuadriculado al intentar enclavarse en unos de estos cinco estados de forma física. Por un lado, puede que estés a caballo entre dos de ellos, en cuyo caso sugiero que interpretes la tabla como un valor medio entre esos dos estados de forma física. Por otro lado, el hecho de que en un momento dado puedas identificarte con uno de los estados de forma física no quiere decir que al cabo de un cierto tiempo no puedas haber cambiado a otro mejor o peor, según las circunstancias.


Mi opinión sobre el índice y su cálculo

En mi opinión es una buena herramienta para orientar al deportista antes de realizar una ruta, pero es sólo una parte de la ecuación en la que influyen más factores con una importancia bastante mayor, en mi opinión, que la que nos indican los creadores del índice.

La meteorología es un aspecto muy importante. Por ejemplo, una ruta fácil en bici con un fuerte viento en contra puede convertirse en un auténtico suplicio. Otro ejemplo concreto: en los dos primeros maratones de Madrid que corrí, el primero me resultó duro por la deshidratación que ocasionaba el calor y el sol y el segundo fue una auténtica tortura por la presencia de fuerte viento en contra. No obstante, si que es cierto que la meteorología no es un factor que dependa del propio track sino que es un factor externo y el problema es habar escogido bien el día... aunque también es verdad que ciertas rutas se prestan más a unas meteorologías específicas que otras, pero no es lo habitual. Podríamos entonces considerar que la meteorología no es un factor inherente a una ruta.

En cuanto al tipo de terreno, discrepo bastante con lo indicado de que no influye lo suficiente como para tenerlo en cuenta. De acuerdo que no es un factor nada fácil de cuantificar, pero de ahí a afirmar que no influye tanto... Por ejemplo, una ruta que normalmente se hace en menos de dos horas puede transformarse en una ruta de siete horas y dejarte totalmente extenuado si te la encuentras con una nieve blanda en la que te hundes hasta la cintura, y lo se por experiencia. Bueno, vale, la presencia de nieve blanda la podríamos asociar en cierto modo a la meteorología, pero aún así: quien me diga que es lo mismo subir o bajar por una pista en perfecto estado que por una insufrible y escurridiza pedrera de esas que deslizas hacia abajo un metro por cada dos que avanzas... vamos, que en muchas ocasiones el esfuerzo puede ser fácilmente el doble o más, y eso sí que es intrínseco a la ruta y no varía de un día a otro.

Por supuesto, en todo momento he hablado de dificultad física, pero existe también una dificultad técnica en las rutas que también hay que tener en cuenta. En las rutas "normales" puede que no encuentres dificultades técnicas reseñables, pero en otras ocasiones no son así y pueden ser claramente más determinantes que la dificultad física. Estoy hablando, por ejemplo, de trialeras de dificultad en bicicleta, descensos muy técnicos en carreras de montaña, pasos de escalada en rutas a pie, etc.

En definitiva, el índice sirve solo para hacerte una idea de la dificultad física y desde el punto de vista estricto de un perfil, aislado de su entorno, y de su altitud. Sobre ello debes informarte y considerar el tipo y estado del entorno y terreno sobre el que se desarrolla la ruta. Ello te podría dar ya una idea más aproximada sobre la dificultad física real de la ruta, a la que debes añadir la influencia de la posible meteorología (tanto en la atmósfera como en el suelo, como hemos visto). Por otro lado debes considerar la dificultad técnica de la ruta. Finalmente, ya solo queda evaluar tu condición física y tus habilidades técnicas para ver cómo estás de preparado para hacer la ruta con éxito y sin excesivos problemas.   



Más información

En la página web del índice, http://www.ibpindex.com, puedes infomarte de primera mano de todo e incluso registrarte y almacenar ahí tus rutas.

Allí también se habla de otro índice, que es el IBPfit, que no es otra cosa que una comparativa de tu ruta teniendo en cuenta los horarios, comparándola con las rutas de su base de datos, de tal forma que la compara con rutas similares (con las limitaciones que he comentado antes), y te da el rango de estado de forma en %. Es decir, que si te da un IBPfit de 40, quiere decir que de los que tienen rutas similares a la tuya el 40% la ha hecho más rápido que tú.

El IBPfit es una forma de intentar valorar tu estado de forma, pero no deja de ser a base de comparar rutas discutiblemente comparables y en una muestra de individuos que a lo mejor no es suficientemente representativa porque hay muchos "máquinas" o por todo lo contrario. Como todo, es un índice que hay que considerar con mucha cautela y valorar simplemente como un "indicio", ni siquiera aproximación, de por dónde podría andar tu estado de forma.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario